La gente de Kanibbalia

Kanibbalia1Kanibbalia es el mundo opuesto a Villa Maga. Allí han vivido y viven personajes funestos a los que la vida en el planeta no les importa, sea humana, animal o vegetal. Solo les importa el poder para cometer toda clase de atropellos contra toda forma de vida. Los seres kanibbálicos por lo general tienen dinero porque ese es su Dios al que adoran por encima de todas las cosas y como todo fanático religioso, imponen su fe por medio de la violencia.

Los kanibbálicos se encuentran por lo general en los tres poderes de la política, en el sector financiero, en la milicia y aunque en menor proporción, en las clases aristocráticas que han aprovechado su poder económico para beneficio de su círculo en el que no cabe la palabra inclusión social. Son racistas y corruptos por naturaleza y venden su alma al diablo para conseguir sus fines porque no tienen principios morales.

Gustan decir que aman a la patria por encima de sus intereses particulares, pero como su patria es Dineralia, cuando los sienten amenazados, corren a protegerlos y a refugiarse en el exterior donde por lo general fueron a hacer sus doctorados, estudios que para nada le han servido al país que dicen amar, del que han sido sus dirigentes y no han hecho otra cosa que entregarlo a las leyes de la economía globalizada, con preferencia a la de los Estados Unidos donde vive su gran jefe.

Otros kanibbálicos igual de dañinos, dicen defender los intereses del pueblo y para ello se han levantado en armas y ante la imposibilidad de tomarse el poder por ese medio, comprobado como obsoleto, han optado por la fe al Dios dinero siendo excelentes creyentes y practicantes de la corrupción y la violencia, los medios seguros para conseguirlo y llevar una buena vida pues sus comodidades también pueden tenerse en la selva.

El espíritu Kanibbálico también se encuentra en la gente del común, por ejemplo en vecinos que no respetan las mínimas normas de convivencia en la cuadra o en el barrio, en personas que no piensan sino en ellas mismas y nada les importan los demás. En esos muchachos dementes de la llamadas “barras bravas” que se matan por colores de un equipo de fútbol, en los que practican el matoneo en los colegios de todas los estratos sociales y los que acosan o extorsionan a través de la redes sociales.

En resumen, Kanibbalia es el imperio de la realidad que rodea a Villa Maga donde se mantiene viva la utopía y se trabaja porque algún día podamos tener un mundo diferente o por lo menos más justo. Ese es el sentido de nuestra resistencia.

facebooktwittermailby feather